Judo peruano cierra el año consolidándose entre los más fuertes de América


La reaparición del judo en el Perú ha escrito otra gloriosa página en su exitosa historia reciente. La organización de dos torneos y la obtención de 21 medallas en total consolida a la Federación Peruana de Judo como una de las más fuertes en el continente americano tanto a nivel deportivo como institucional.


En la última semana, los judocas nacionales volvieron a ser los protagonistas del deporte peruano con sus grandes actuaciones en el Polideportivo 3 de la Videna. Primero lo hicieron los más jóvenes en la Copa Panamericana Juniors “Eduardo Toshiro Castillo Chuna” (4 de diciembre), donde obtuvieron ocho medallas y valiosos puntos para clasificar a los Juegos Panamericanos Juniors Cali 2021.


Dos medallas fueron de oro gracias a Noemí Huayhuameza (-48 kg) y Javier Saavedra (-81 kg). Las de plata fueron para Kiara Arango (-57 kg), Ariana Cornejo (-63 kg) y Sebastián Otiniando (-73 kg); en tanto que las de bronce las ganaron Julio Cusi (-66 kg), Arnold Prado (-60 kg) y Marian Flores (-57 kg).


Los mayores compitieron después en el Open Panamericano Lima 2020 “Luis Enrique Sánchez Brais” (6 y 7 de diciembre), torneo de especial importancia porque otorgó puntos de clasificación a los Juegos Olímpicos del próximo año en Tokio. Perú no desaprovechó la oportunidad de afianzar su camino a la máxima cita olímpica y ganó 13 medallas en este torneo.


Alonso Wong (-73 kg), Yuliana Bolívar (+78 kg), Luis Ángeles (-81 kg), Yuta Galarreta (-90 kg) y Michael Patiño (-66 kg) subieron a lo más alto del podio al ganar todos los combates de sus respectivas divisiones.


El capitán del Ejército, Frank Alvarado, ganó una de plata en los +100 kg, lo mismo que Daryl Yamamoto (-90 kg) y la piurana Rosita Leyton (+78 kg). Las medallas de bronce llegaron gracias a la actuación de Jesús Gavidia (-81 kg), Brillith Gamarra (-52 kg), Kiara Arango (-57 kg), Alexánder Ramírez (-60 kg) y Julio Cusi (-66 kg).


ORGANIZACIÓN EXITOSA


Esta consolidación del judo peruano en América también se evidencia a nivel institucional. Organizar dos torneos en época de pandemia significó un gran reto que la Federación Peruana de Judo, liderada por Carlos Zegarra, afrontó con la debida responsabilidad.


Se cumplieron estrictos protocolos de bioseguridad para proteger la salud de los deportistas y demás involucrados en el torneo. La burbuja sanitaria que se implantó días antes del inicio fue ejecutada con el rigor que obliga el contexto del nuevo coronavirus. Todo esto fue alabado por deportistas, entrenadores y oficiales de otros países, que felicitaron a la federación por mantener el buen nivel de organización que ya ha mostrado en anteriores oportunidades.


De esta manera el judo peruano ha terminado sus competencias oficiales por este año. Durante la cuarentena decretada por el gobierno nacional, el equipo nunca dejó de entrenar y los resultados saltan hoy a la vista. En enero del próximo año la primera cita internacional será el Master de Qatar.

Publicaciones Destacadas
Archivos
  • Facebook Basic Square
  • instagram
1aLogo PERU DEPORTES RojoBlancoPNG.png