EL BOSQUE DE LAS CATARATAS

 

La selva es bosques densos con gran diversidad biológica que te envuelven, te atrapan, que te crean la necesidad de querer siempre regresar. Uno de estos atesora la catarata de Yumbilla, un destino que regocija y resume la palabra maravilla.

 

En esta oportunidad  queríamos volver a la selva, pero  a una selva distinta y hacer algo totalmente diferente. Hablando en una charla de café con nuestro amigo, Rodrigo Del Castillo Haas, de Vertical Journey,  nos propuso visitar un lugar poco conocido, pero hermoso, en el departamento de Amazonas. Rodrigo, desde hace muchos años dirige una agencia de turismo que está vinculada directamente con la conservación de la naturaleza, con la firme intención de desarrollar el turismo como herramienta de incentivo para la preservación del medio ambiente y la valoración de las culturas locales, pretendiendo generar lazos fuertes y duraderos entre los visitantes y anfitriones a través de experiencias inolvidables en entornos naturales, orientando la cooperación recíproca de las zonas visitadas. Por eso nos inquietó la curiosidad, y sin pensar mucho, viajamos hacia el enigmático bosque de las cataratas y aprovechamos para hacer canyoning o barranquismo.

 

Canyoning en Yumbilla

Para los que no saben, la práctica del canyoning consiste en un deporte de aventura que se practica en los cañones o barrancos de un río, y que puede presentar un recorrido muy variado: se encuentran tramos con poco caudal o incluso secos, puntos con pozas y badinas profundas y otros tramos con cascadas, así como también, terrenos con vegetación o desérticos, cambios de recorrido que se superan caminando, nadando, destrepando o rapelando, si es necesario.

Se considera que para que un descenso sea valorado como apto para la práctica del canyoning, se  debe combinar al menos dos de estas tres características: caudal, verticalidad y carácter encajado.

Aunque puede realizarse en solitario, por seguridad se practica habitualmente en grupo, y se debe tener experiencia mínima y así como un equipo adecuado para su desarrollo.

 

 

Nuestro objetivo era hacer canyoning en la catarata más enigmática de la zona: Yumbilla. Esta cataratas ha sido la última en ser redescubierta para el mundo. Está ubicada en el distrito de Cuispes, provincia de Bongará,  al margen derecho del río Utcubamba y a menos de una hora en carro desde Chachapoyas, en el Departamento o Región de Amazonas. El estudio elaborado y realizado por el Instituto Geográfico Nacional (IGN) del Perú, señala que está dentro del bosque nublado y que cuenta con cuatro caídas que superan juntas los 895.4 metros, por lo que es la quinta catarata más alta del mundo.

Para llegar a la primera de estas se debe ir hasta lo alto del poblado de Cuispes -en la provincia de Bongará- y luego caminar durante 45 minutos en medio de un sendero sencillo y prácticamente plano. Si se va justo al amanecer, se pueden apreciar diversos tipos de aves como el famoso gallito de las rocas, mientras que durante el atardecer, el mono nocturno suele ser parte de la ruta.

 

Una vez en la catarata, existe la posibilidad de bañarse y refrescar los huesos citadinos con agua limpia que cae desde donde no se puede ver y que con su fuerza hace vibrar hasta al más musculoso. Desde uno de los puntos se puede divisar las otras dos caídas; la segunda a la cual se accede por otro camino, y la tercera, casi inexplorada por su difícil geografía. La cuarta solo se advierte desde el pajonal de la zona.  

En estos territorios de Bongará también se halla la famosa Gocta, lo cual permite al viajero terminar su travesía de manera majestuosa dándose cuenta de la cantidad de cataratas que guarda la zona (24 en total). Para llegar a ella se debe arribar al poblado de Cocachimba, a media hora de Chachapoyas. “La chorrera”, como la llaman los lugareños, tiene 771 metros y encanta desde que se avista por primera vez, en medio del camino. La caminata dura dos horas y media hasta ella. El tramo se puede hacer a pie o a caballo. En ambos casos, el acceso a un guía local es lo más recomendable.

 

Esta fue una experiencia inolvidable llena de adrenalina, diversión y aprendizaje, conociendo parte de nuestro Perú en una forma diferente…Un lugar único al cual no dudaré en volver.

 

¡Lée la edición actual de la revista online aquí ó consíguetela en Plaza Vea y Vivanda!

 

Please reload

Publicaciones Destacadas

FIESTAS PATRIAS: LA AVENTURA ESTARÁ EN HUALLANCA ÁNCASH

July 23, 2019

1/6
Please reload

Archivos
Please reload

  • Facebook Basic Square
  • instagram
1aLogo PERU DEPORTES RojoBlancoPNG.png

© 2019 by Editorial Peru Deport S.A.C.,  Av. 28 de Julio 559, Miraflores, Lima, Perú