12ª Travesía de Pescadores a La Punta - La Ruta de Olaya


Emulando al prócer de la independencia, José Olaya, hombres y mujeres nadadores dejaron estelas de su esfuerzo al cruzar nadando la bahía de Lima, de Chorrillos a La Punta. Perú Swimmers organizó la fraterna competencia por equipos y reunió a más de setenta deportistas bien preparados.

El 9 de febrero se llevó a cabo la duodécima edición de la Ruta de Olaya, que es la travesía más larga y emblemática del Perú y que consiste en nadar desde la playa Pescadores, en Chorrillos, hasta la playa Cantolao, en La Punta, Callao. Es una distancia aproximada de 22 kilómetros. Por tercer año consecutivo, el evento fue organizado por Perú Swimmers.

Esta travesía nace inspirada en nuestro prócer, José Olaya Balandra, quien recorriera esta ruta durante los años 1822 y 1823, llevando correspondencia a los patriotas que se encontraban en el Callao luchando por su independencia.

Esta travesía, en tiempos modernos, es iniciada por un grupo reducido de nadadores, llamados “Olayas” que nadaron la misma distancia para probarse a sí mismos que podían hacerlo. Estos pioneros realizaron la hazaña en el 2006 y fueron, Aída Davis, Erick Figueroa, Enrique Ferrand, Enrique Varsi, Daniel Linares y Fernando Barco. Participaron también Rollin Buse y Harald Patterson, quienes no llegaron al final, pero alentaron a sus compañeros hasta la meta.

Organización y producción

En esta edición, Peru Swimmers, liderada por Edgardo Merino, contó con 78 nadadores que compitieron en tres modalidades individuales y en una colectiva. Las modalidades individuales fueron, pro, sin aletas y sin wetsuit; novel 1, sin aletas y wetsuit opcional; novel 2, con aletas y wetsuit opcional. La modalidad colectiva fueron los relevos, conformados por tres nadadores, indistintamente del sexo o del uso de aletas o no, que tenían que recorrer siete kilómetros, aproximadamente, cada uno, hasta completar la distancia total.

Esta es una competencia donde se requiere de una gran preparación física y mental porque demanda estar nadando en el mar abierto por más de seis horas, normalmente. La mejor marca de esta travesía la tiene Mauricio Fiol, con 4 horas 31 minutos, el 2016, en condiciones óptimas, pero la mayoría de nadadores la culminan sobre las 5 horas, hasta las 8 horas, aproximadamente.

Cada nadador tiene que recorrer la distancia a nado, escoltado por un bote o lancha, y opcionalmente, de káyaks. Un bote puede ser compartido por un máximo de tres nadadores que se comprometen a ir juntos y no separarse más de 100 metros, por seguridad. Los nadadores pueden recibir alimento y bebidas hidratantes desde el bote o kayaks, que cada equipo suministra de manera discrecional. La regla más importante es que los nadadores no pueden tomar ventaja del bote, es decir, no pueden subirse a menos que quieran abandonar, no pueden tocarlo siquiera, porque pueden ser descalificados. En cada bote va un juez de la organización.

La mística del nadador

Comentan algunos nadadores que por más entrenado que estés, como a la mitad de la prueba, cuando ya nadaste 12 kilómetros (distancia más larga que el común de los entrenamientos) -y sabes que aún te faltan otros 10 kilómetros por recorrer- te vienen a la mente cuestionamientos, como, “¿qué hago aquí?”, o, “¿por qué hago esto?”. Muchas personas cuentan que van pensando en su vida mientras nadan, resolviendo problemas que tal vez parecen pequeños cuando estás en el inmenso mar. Cuando ya ves La Punta cerca, te viene una emoción especial y sacas fuerzas de donde no tenías para llegar, pero todavía no llegas…No es como andar en auto o bicicleta, todavía te pueden quedar 2 o 3 horas de nado para llegar a Cantolao, entonces solo sigues nadando con la firme convicción de que en la playa te esperan tus seres queridos y la medalla que te darán por haberla terminado es tan valiosa como una medalla olímpica: estás convencido de eso. Cuando por fin terminas de darle vuelta al espigón de la Escuela Naval y ves la bandera peruana flameando a tu derecha y ves a unos 200 metros la playa Cantolao y el Arco de llegada, te entra una alegría tan grande, comparable con la de convertirse en padre o madre. De ahí solo tienes que nadar esos últimos metros con tu mejor estilo posible y salir del agua con dignidad y abrazar a tus familiares y amigos y saludar al público que se suele congregar en la orilla de piedras. Esos momentos son indescriptibles, y luego de haberlo logrado, crees que te puedes comer el mundo.

Después de vencer la bahía de Lima y convertirte en un Olaya, no te conviertes en famoso, pero eres el héroe de tu familia y amigos.

Yendo a los resultados de la travesía 2019, tenemos los siguientes ganadores de las modalidades individuales:

Categoría Élite

Varones

Eduardo Collazos- Primer lugar

Tiempo: 4:51:05

Tater Ledgard

Categoría pro

Damas

Daniela Morales- Primer Lugar

Tiempo: 5:06:47

Regatas Lima

Varones

Gonzalo Flechelle - Primer Lugar

Tiempo: 5:48: 20

Club Villa

Categoría con aletas

Femenino

Jennifer Zúñiga Soto - Primer Lugar

Tiempo: 5:36 :08

Libre

Varones

Kabu Sordo -Primer Lugar

Tiempo: 4:25:26

Club Villa

¡Lée la edición actual de la revista aquí ó consíguetela en Plaza Vea y Vivanda!

Publicaciones Destacadas
Archivos
  • Facebook Basic Square
  • instagram
1aLogo PERU DEPORTES RojoBlancoPNG.png

© 2019 by Editorial Peru Deport S.A.C.,  Av. 28 de Julio 559, Miraflores, Lima, Perú